ImageImage

 

         El Estado Libre Asociado comenzó a gestarse en e1 1950, bajo la gobernación y la dirección de don Luis Muñoz Marín. Después de la aprobación de la ley 600, Muñoz enfatizó el Estado Libre Asociado y se cumplió como una realidad. El país para ese entonces celebra su primera convención constituyente creada por el pueblo a base de su derecho natural dentro de la unión de los Estados Unidos. Durante este período gubernamental de una duración de 16 años, se impulsó un desarrolló en el área industrial, económica, social y política del país. En su gestión de gobierno se establecen grandes proyectos: la Operación Manos a la Obra, la Operación Estado Libre Asociado y la Operación Serenidad. La Administración del Presidente Truman y el Congreso dieron una muy buena acogida al proyecto, que se convirtió en la Ley 600 del Congreso de Estados Unidos, del 3 de julio de 1950, día en que el Presidente Truman le impartió su firma. Luego, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico aprobó un referéndum, que se llevó a cabo el 4 de junio de 1951. Ese día, los electores puertorriqueños aceptaron con sus votos redactar su propia Constitución, depositando en las urnas, aproximadamente 385,000 votos a favor y 120,000 en contra.

         José Luis Alberto Muñoz Marín conocido como Luis Muñoz Marín, fue un poeta puertorriqueño, periodista y político considerado como el “Padre de la moderna Puerto Rico” y “El arquitecto de la Comunidad”. El Partido Popular Democrático de Luis Muñoz Marín fue fundado en 1938 en una plataforma de oposición a los intereses azucareros. En 1940, que arrasó en las elecciones a la asamblea legislativa local y las oficinas locales. Durante la guerra, un programa federal de construcción de la carretera para conectar las diversas bases militares llevaron a la construcción de plantas de cemento, y la construcción de algunas otras plantas productoras de bienes para el mercado local. Durante el periodo de gobernación de 1948 a 1964  Luis Muñoz Marín impulsó un desarrollo en el área industrial, económica, social y política del país. Antes de la Operación “Manos a la Obra” los únicos sectores significativos de la industria moderna en la isla fueron los molinos de caña de azúcar. La mayoría de las ramas de la industria eran pequeñas, pocos trabajadores y los empleados estaban al nivel de industria artesanal. Las inversiones en capital fijo fueron bajos, y no hubo bienes de capital sector productor. Las plantas que utilizaban era maquinaria – moderna de los ingenios de caña de azúcar – adquirían sus equipos en el las industrias de bienes de capital de los Estados Unidos. Operación manos a la obra fue uno de los 3 grandes ambiciosos proyectos de industrialización en Puerto Rico enfocado en la industria azucarera el cual ayudó a mover la economía de la isla; al final de la Segunda Guerra Mundial. Este proyecto le servía al desarrollo económico de la isla, enfatizando en el desarrollo de industrias. El proyecto aceleró el cambio de la economía agrícola a una economía.

            Luego de haber realizado un proyecto de economía para el pueblo de Puerto Rico, Muñoz comprendía que también se debe reconocer y balancear el área cultural y educativo de Puerto Rico. Muñoz entonces construyó la operación “Serenidad”. Esta operación proviene de Muñoz de que las personas deben de serenarse y reflexionar sobre la sociedad puertorriqueña. Muñoz quiso implantar con esta operación un esfuerzo económico y una libertad política. Durante la gobernación de Muñoz Marín se crearon organismos culturales como la División de Educación a la Comunidad, creada en 1949 como un programa para alfabetizar adultos en las áreas rurales y urbanas a través de toda la isla y que mediante la producción de material cinematográfico e impresos como libros y carteles se desarrolló un taller de gran importancia en la creación de materiales gráficos y fílmicos de temas puertorriqueños. Tristemente, Muñoz no logró la culminación total de este proyecto pero gracias a ella, se conserva una base cultural en el país.